domingo 19 mayo, 2024
spot_img

Cómo vivir en verdadera libertad integral.

─¿Lo has perdonado? ─le preguntó, indagando con cuidado para no traspasar su confianza. ─Creo que sí ─respondió de manera pensativa, pero su tono de duda era notable. He dicho muchas veces que lo perdono, que no quiero seguir arrastrando ese pasado. Creí que lo había perdonado, pero a veces pienso: «¿Cómo sería si todo esto no hubiera pasado? Él es culpable por lo que me está sucediendo ahora y eso me enoja. Si no hubiera pasado todo esto, las cosas serían diferentes y yo no estaría enfrentando este caos.» Se notó en su voz la mezcla de emociones: el enojo, la desesperanza de una persona atrapada en el papel de víctima con la percepción de no tener el poder de generar un cambio en su vida, y la tristeza por sus circunstancias pasadas y presentes. Suspiró y dijo:
─Necesito descubrir la raíz de todo esto porque me estoy enfermando.

Muchas personas se encuentran en una situación similar, tratando de dejar atrás su pasado, perdonando y recibiendo perdón, lidiando con las consecuencias de éste. Se hacen preguntas como: «¿Por qué pasó esto?» «¿Qué hice mal para merecerlo?» O se sumergen en pensamientos como: «Por culpa de… mi matrimonio fracasó», o «por culpa de… mi hijo no quiere ir a la Iglesia», entre otros pensamientos que dominan el diálogo interno. Estos pensamientos, junto con las emociones negativas generadas por los mismos, alimentan aún más los sentimientos de condenación y culpa. Los ciclos emocionales, y a veces físicos, se repiten con mayor frecuencia. ¿Qué se debe hacer entonces? ¿Encontrar la raíz del problema para poder vivir en verdadera libertad?

Encontrar la raíz de un problema en el contexto de lo que estamos hablando significa retroceder al pasado, a un pasado que no se puede cambiar. Tenemos preguntas para las cuales queremos respuestas, sin embargo, son del pasado y no las vamos a encontrar. Tampoco podrían satisfacer la necesidad emocional y psicológica porque, en lo profundo de nuestro ser, quisiéramos borrar esa parte de nuestra vida o bien, buscamos «justicia», que en realidad es una forma de venganza; queremos que alguien pague por ese mal.

Si se mira hacia el pasado para «descubrir alguna raíz», se vuelve difícil apropiarse de la gracia de Cristo para hoy. La persona que se deja atrapar por una situación del pasado ha permitido que éste dicte su presente y futuro. Ha creado una percepción en la que su pasado es más poderoso que la gracia de Cristo, la cual tiene el poder de transformar su presente y llevarlo hacia el futuro que desea. Por lo tanto, encontrar la raíz del problema no es el camino hacia la libertad.

Jesús dijo: «Conocerán la verdad, y la verdad les hará libres.» (Juan 8:32, PDT). No se vive la libertad al descubrir la raíz de algo que sucedió en el pasado, sino al descubrir, a través del amor de Cristo, su verdad para tu vida hoy. La libertad verdadera e integral requiere la verdad de Cristo. Muchas personas pueden explicar «la raíz de su problema», sin embargo, siguen vivendo en la misma prision.

Cuando descubres la verdad de Cristo para tu vida, esa verdad está envuelta en la abundancia de su amor y gracia. En un instante, todo aquello que te atormentaba, lo que exigía una respuesta o una sentencia, es borrado del corazón, como cuando una ola borra las huellas en la arena. La verdad ilumina tu oscuridad y te lleva a confiar en que Cristo es más que suficiente para tu hoy y mañana. Él no puede volver atrás tu pasado, pero sí puede borrar el dolor, el rensentimiento y el tormento que dejó. Su verdad y gracia son más poderosas que cualquier circunstancia o consecuencia del pasado.

Encontrar la verdad en Cristo te libera de ser una persona atormentada en busca de respuestas a un pasado doloroso, para convertirte en alguien con libertad integral. Las secuelas de tu pasado son borradas por su amor y verdad, y ya no hay nada más importante que esa paz y seguridad que Él te dio. Es aceptar «su verdad» por encima de «tu verdad» y  creer en quién es Él para ti. Aunque sigues recordando el pasado, ya no tiene tu atención atrapada y sus secuelas han desaparecido. Su verdad te ha liberado para vivir en paz y confianza en tu presente, y con grandes expectativas para tu futuro

He visto a muchas personas pasar por ciclos viciosos en su vida. Su anhelo es ser todo lo que son en Cristo, pero siguen mirando hacia el pasado, queriendo comprender qué pasó, buscando «justicia», o simplmente viéndose como víctimas indefensas, culpando a otros por su situación actual.

Entiendo cuando las personas dicen: «Necesito descubrir la raíz de ese problema», porque parece una solución lógica. Yo también solía pensar así. Sin embargo,  después descubrí la sencillez de la poderosa gracia del amor del Padre. Su verdad en Cristo invade el interior y confronta todo argumento, razonmiento, preguntas, dudas, emociones negativas, dolor y secuelas de un pasado.  En la aceptación de su verdad  y el abrazo de su amor, somos liberados de la prisión del pasado.

Si te encuentras «luchando» para resolver emociones negativas, si estás atrapado en tu propia búsqueda de justicia y en querer tener la razón, si estás atormentado buscando respuestas a preguntas sobre el pasado, te aconsejo que permitas que la verdad y el amor del Padre te encuentren. No te escondas más de su amor y gracia, y no te rebeles más obstinándote en tener la «razón», o en la búsqueda de que alguien pague por lo que te sucedió. Sé libre y vive la libertad con la que Cristo te ha hecho libre. Todo es tuyo, excepto tu pasado. No te corresponde cargarlo.  Tienes un gran presente esperando que lo aceptes y lo vivas, y un futuro brillante por delante.

«Encontrar la raíz» implica enfocarse en el conocmiento del bien y del mal de una situación del pasado, y razonar su solución para intentar resolverla internamente. «Descubrir la verdad en Cristo» es ser envuelto por el Autor de la vida, permitiendo que su amor te sane, te libere y te despierte a la vida en Él. Él no está lejos ni se esconde de ti. Hay cosas más importantes en la vida que tu pasado; es la vida presente y el futuro que estás destinado a vivir en Cristo.

Para mayor información o consulta sobre un encuentro de amistad cerca de ti, escribe al telefono  +54 9 2284 665449

 

Latest Posts

spot_imgspot_img

no te pierdas