Si yo conozco los planes de Dios no solo puedo vivirlo sino también compartirlos. Predicar el evangelio es sencillo  a través de involucrarnos en la vida de las personas  podemos llevarlas a conocer los planes, los pensamientos de Dios para sus vidas. Hoy vivimos otro tiempo y estamos aquí para compartir las Buenas Nuevas de la Palabra de Dios.

  1. Tenemos que conocer y estar convencidos de los planes de Dios. (Miqueas 4:12; Jeremías 29:11)

1) El convencimiento mío, hace que a otras personas el convencimiento les sea más fácil.

2) Los planes de Dios son sus pensamientos, su Pacto, sus Beneficios, lo que hoy yo puedo

vivir.

  1. Dios no ve al mundo como pecador, aunque el mundo peca. (2 Corintios 5:19)

1) A través de Jesucristo Dios se reconcilio con el mundo.

2) El ministerio de la reconciliación nos fue dado para llevar a las personas a entender

los derechos que Dios les ofrece, no condenación.

3) Para que la gente conozca el plan de Dios debo involucrarme en la vida de las personas.

4) Llevar las Buenas Nuevas significa la inversión en tiempo, energía, y recursos para que

otros conozcan la inversión que Dios hizo por ellos al entregar a su propio hijo. (Isaías 53)

  1. Pedro no tenía deseo de oír la Palabra pero Jesús se involucró en su vida. (Lucas 5:1-11)

1) Pedro se involucro entonces en el plan de Dios.

2) La barca de Pedro era su mundo.

3) El evangelismo tradicional es una invitación a venir y meterse en nuestra barca.

4) El evangelismo de los encuentros es descubrir los intereses y necesidades de los no

creyentes entrando en su mundo ayudándoles a descubrir el plan perfecto de Dios para

sus vidas.

  1. 5 Declaraciones de propósito para ganar almas:

1) Tengo un propósito no estoy vagando en la vida sin rumbo o razón de existir.

2) Mi propósito es ganar personas llevándolas a conocer las Buenas Nuevas.

3) Realizo mi propósito mejor en un encuentro (Principio de sinergia:”Lo que dos hacen

juntos es mayor que lo que dos hacen separados”).

4) Jamás estaré satisfecho hasta que no realice mi propósito (no hay pensamiento, trabajo o

relación que pueda darme la satisfacción en mi interior que me da alcanzar a los

perdidos).

5) Mañana no se me promete debo cumplir mi propósito hoy (debo trabajar con las Buenas Nuevas mientras pueda para alcanzar a los perdidos).

 

Reflexión:

Si mi interés por ganar a los perdidos se acaba, también se acaba mi Pasión, entonces habrá poca inversión de tiempo, recursos, y compromiso. Los planes de Dios son Buenas Nuevas, son pensamientos de bienestar y prosperidad. Hoy tenemos la oportunidad de llevar adelante el Ministerio de la Reconciliación, las Buenas Nuevas, la inversión que Dios hizo para que el mundo conozca que El les ama y tiene un plan perfecto para ellos.

Serie: Caminando en la visión.  Titulo:   ”Involucrándome en la vida de las personas para que conozcan los planes de Dios”.

Apóstol: Martin Angulo.

Domingo 3 de marzo de 2008, 10hs.

Versículos Bíblicos:

*Miqueas 4:12

*Jeremías 29:11

*2 Corintios 5:19

*Lucas 5:1-11

 

 

 

 

 

 

 

 

 

SHARE