Capitulo X

Las características de la mente de Cristo

mas para los llamados, así judíos como griegos, Cristo poder de Dios, y sabiduría de Dios.
1 Corintios 1:24
Pero la sabiduría que es de lo alto es primeramente pura, después pacífica, amable, benigna, llena de misericordia y de buenos frutos, sin incertidumbre ni hipocresía.
Santiago 3:17

Vamos a analizar las palabras claves de este versículo para recibir mayor revelación de las características de la mente de Cristo.
1) Pura: un solo pensamiento ungido que nunca falla, sin corrupción (alteración de la estructura de algo, dos materiales), sin mezcla. El patrón de Dios es puro. Para tener un pensamiento puro debe arrepentirse (metanoéo en griego = arrepentirse), es decir, cambiar su manera de
pensar, sacar los pensamientos viejos que no están acorde a la Palabra de Dios y dejar entrar sus pensamientos.
Si no cambia su forma de pensar, no puede creer las buenas noticias; si hay razonamientos erróneos arraigados en su mente no puede entrar el pensamiento nuevo de Dios; si no entra el pensamiento de Dios hay confusión y si hay confusión hay dos formas de pensar. Cuando hay dos pensamientos, hay estancamiento que le impide avanzar. El plan del enemigo es que tenga varios pensamientos.
Tiene que hacer un inventario de lo que piensa
2) Pacífica: No está consumida por conflictos, sino que los enfrenta con fe, los resuelve y los evita. Está en paz en
cualquier situación y vence al sistema del mundo.

Porque todo lo que es nacido de Dios vence al mundo; y esta es la victoria que ha vencido al mundo, nuestra fe.
¿Quién es el que vence al mundo, sino el que cree que Jesús es el Hijo de Dios?
1 Juan 5:4-5
Cuando medita los pensamientos de Dios puede estar tranquilo, seguramente, todo cambiará para bien porque como hijo de Dios tiene la fe que vence al mundo.
3) Amable: es una mente discreta, llena de gracia y sensible a la necesidad de los demás. Esto no significa que no tenga autoridad.
Una mente discreta
es cuidadosa con sus palabras
4) Benigna: es una mente que quiere servir y dar ayuda a otros tocando a la gente de manera que sus vidas cambien a través de la salvación, sanidad, liberación, etc.
5) Misericordiosa: es el corazón del Padre que siempre está pensando en dar; Él es rico en misericordia. El amor pleno de Dios nunca se pierde, usted se aleja de su amor voluntariamente porque lo decide así. Pero si se dispone,
por nada del mundo lo deja.

y la esperanza no avergüenza; porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos fue dado.
Porque Cristo, cuando aún éramos
débiles, a su tiempo murió por los impíos.
Romanos 5:5-6
6) Fructífera: Una mente fructífera es una mente de fe, que produce resultados, que trabaja para usted, que gana nuevos conceptos, ideas efectivas, discernimiento. La Palabra de Dios siempre produce resultados. Fue bendecido para producir inevitablemente. Hay fruto cuando pone en práctica y cultiva el conocimiento adquirido, cimentado y arraigado en el amor. Es decir, crece en su
vida espiritual y obtiene frutos en cada área de ella.
Haced, pues, frutos dignos de arrepentimiento,

Mateo 3:8

Este versículo exhorta a realizar cambios en la estructura mental, sacar los pensamientos que no le sirven. Una manera práctica para lograrlo es haciendo un inventario de lo que piensa incorrecto y reemplazarlo por el pensamiento de Dios.

La escasez no es no tener, es no producir
7) Sin incertidumbre: es una mente firme, inquebrantable, sin comprometerse, sin moverse de su posición de fe. Desafía a las circunstancias y no abandona cuando las cosas se ponen difíciles, sino que sigue hasta el final.
8) Sin hipocresía: es ser verdadero, honesto, sincero. Es

un requisito para edificar un carácter como el de Dios.

Por tanto, mi pueblo fue llevado cautivo, porque no tuvo conocimiento; y su gloria pereció de hambre, y su multitud se secó de sed
Isaías 5:13
Mi pueblo fue destruido, porque le faltó conocimiento. Por cuanto desechaste el conocimiento, yo te echaré del sacerdocio; y porque olvidaste la ley de tu Dios, también yo me olvidaré de tus hijos.
Oseas 4:6
El pueblo de Dios fue destruido por falta de conocimiento. Tenían la Palabra de Dios pero la desecharon, no cambiaron su forma de pensar. Los pensamientos de Dios necesitan una mente donde reposar (mente ungida y abierta) que los reciba y los desarrolle. Así mismo, cuando usted desecha la Palabra de Dios, es llevado cautivo por el sistema del mundo (crisis, hambre, depresión). Entonces, cuando viene la Palabra de Dios con conocimiento, con un mensaje de prosperidad o de familia
bendita (con propósito) lo rechaza por creer en lo que dice el mundo (que es normal la familia dividida y el divorcio); o escuchar el mensaje de perdón y no aplicarlo lo lleva a vivir atado. Solo la revelación ilumina su mente y cambia su vida.
Donde hay obediencia
hay revelación y conocimiento
Gracia y paz os sean multiplicadas, en el conocimiento de Dios y de nuestro Señor Jesús.
2 Pedro 1:2

La gracia de Dios, su favor, su determinación divina en su vida, son multiplicadas por el conocimiento de Dios en su Palabra. El conocimiento tiene un principio, un desarrollo y contiene gracia (favor de Dios).
El conocimiento lo lleva a un desarrollo y donde hay desarrollo hay bendición, porque su fe fue activada y está funcionando. Si hay conocimiento (revelación) acerca de familia, su relación de familia tiene que ir a más; si hay conocimiento de economía, ésta tiene que ir a más. Si no hay conocimiento no hay multiplicación, porque todo lo que se desconoce no se puede multiplicar. Por eso, el diablo trabaja en la ignorancia, ya que, no quiere que el pueblo de Dios sepa lo que le pertenece. Mucha gente piensa que ser pobre significa humildad para la
gloria de Dios y escrito está, que la pobreza es una maldición de la que Cristo lo redimió y las riquezas le pertenecen para la gloria de Dios.
Dios es un Dios de abundancia y de bendición. En el antiguo pacto todos los que caminaron con Él fueron prósperos: Abraham, David, Salomón, José, Jacob entre otros.
Si está dispuesto a caminar con su Padre Celestial que es

rico, será abundantemente suplido en todo.

Acontecerá que si oyeres atentamente la voz de Jehová tu Dios, para guardar y poner por obra todos sus mandamientos que yo te prescribo hoy, también Jehová tu Dios te exaltará sobre todas las naciones de la tierra.
Y vendrán sobre ti todas estas
bendiciones, y te alcanzarán, si oyeres la
voz de Jehová tu Dios.
Deuteronomio 28 1:1-2

El mundo vive un sistema de fracaso constante porque está bajo maldición. El sistema de Dios es de bendición y de avance continuo. Si oye y obedece la voz de Dios, es decir, practica lo que Dios dice a través de su Palabra, y pone por obra los conocimientos (principios) será exaltado y las bendiciones lo alcanzarán. La Palabra trabajará para usted. Si oye la voz de
Dios y no la recibe, ni la pone por obra, las consecuencias de la desobediencia también vendrán. Obedecer es un principio, si no se obedece se desobedece, porque son leyes que están funcionando. Si siembra algo bueno cosecha cosas buenas, si siembra algo malo cosecha cosas malas. Dios bendice los
principios, Él no puede bendecir lo que es contrario a su Palabra.

A los cielos y a la tierra llamo por testigos hoy contra vosotros, que os he puesto delante la vida y la muerte, la bendición y la maldición; escoge, pues, la vida, para que vivas tú y tu descendencia;
Deuteronomio 30:19
Dios le dio libre albedrío, puede decidir bendición o maldición (vida o muerte). Él le aconseja decidir bien, escoger la vida que Él tiene para usted. Cuando no escoge vida está decidiendo por muerte (si no escoge sanidad está escogiendo enfermedad; si no escoge abundancia está escogiendo escasez). La gente, conociendo lo que le hace mal, no tiene fuerzas para decidir bien porque su mente es débil. Se mueven por sentimientos, no por principios; se hacen daño a sí mismos sin darse cuenta que Satanás trabaja allí y engañados, piensan que haciendo lo contrario a la Palabra de Dios les irá bien.
Lo que siembra, bueno o malo, tarde o temprano va a salir a la luz. Dios es un Dios de intimidad, cuando usted va a Él en secreto, tendrá éxito o resultados afuera. Por eso, es tan importante tener una mente fructífera, porque escogerá bien, su elección será vida para usted y su descendencia.
Cuando usted hace el bien la bendición le alcanza y le pasa. De la misma manera, cuando hace lo malo la maldición le alcanza y le pasa. Todo lo que siembra va a cosechar porque es un principio, por eso ir al templo a escuchar la Palabra de Dios y poner por obra sus mandamientos (principios) le forma una mente fructífera que produce.
Por mucho tiempo la Iglesia, en general, ha sido consumista y no productiva. Esto llevó a que no prospere, no avance. Por ejemplo: aquellos que van a la iglesia solo para que le den. Pero, cuando se les revela una mentalidad fuerte de Justicia van a producir (piensan en dar) y van a tener beneficios. Siempre el que produce, domina al que consume. Usted tiene el mejor productor (a Dios), sus principios y su Palabra que trabajan para que sea productivo y próspero.
Cuando alguien dice no puedo, está diciendo que tiene que hacer un trabajo y no quiere hacer el esfuerzo de pensar. El Apóstol Pablo dice: “todo lo puedo en Cristo que me fortalece”, Filipenses 4:13. Él cambió su forma de pensar cuando tuvo un encuentro con Jesús, de igual manera, en usted no debe existir

el “no puedo”, ni el “pero” o el “no sé”, etc., porque tiene a Cristo y con Él todo es posible.
Un ministro de la congregación estaba jugando fútbol, y

durante el partido, a uno de los compañeros le dio un paro cardiaco. La persona empezó a orar, creer y declarar con valentía: “yo de esta me salvo”. Cuando lo llevaron al médico les informó que en esos casos la mayoría no se recupera. Por eso, una persona con mentalidad fuerte sabe qué hacer en situaciones, sabe ganar. Una mentalidad fuerte en un problema desarrolla ideas creativas de Dios. Él es creativo, donde hay problemas hay solución, porque la sabiduría de Dios trae solución. Por eso tiene que desarrollar una imagen de éxito en usted y eso le da confianza.
Pensar como Dios piensa requiere esfuerzo, pero es productivo

Y los bendijo Dios, y les dijo: Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra, y sojuzgadla, y señoread en los peces del mar, en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra
Génesis 1:28
Lo primero que Dios le decretó al hombre fueron palabras de bendición. Lo bendijo, le dio un poder para prosperar, avanzar e ir hacia delante. Bendición también significa tener la habilidad de Dios activa para hacer lo que le dice. Obedecer a Dios es fácil cuando se conocen los beneficios. En Gálatas 3:13 dice que Cristo lo redimió de la maldición (poder para fracasar) y lo puso en bendición (poder para avanzar).
Tiene la habilidad de Dios activa para:

9 Fructificar (producir)

9 Multiplicar, llenar la tierra (llenar su vida)

9 Sojuzgarla (mandar)

9 Señorear (gobernar, autoridad)

Si hay fructificación, hay multiplicación; y si hay multiplicación puede llenar su vida y mandar en cada área de ella. Podrá vencer y señorear sobre cualquier circunstancia que se le presente. Para dar frutos tiene que practicar los conocimientos adquiridos. Una mente fructífera vive siempre en bendición.
Usted tiene una mente espiritual para recibir los principios espirituales y así poder vivir en bendición
Oirá el sabio, y aumentará el saber,
Y el entendimiento adquirirá consejo,
Proverbios 1:5

Si el sabio oye aumentará su conocimiento, si deja de oír no tendrá conocimiento porque dejó de aprender.
La persona inteligente que practica sabiduría, incrementa su conocimiento, y al añadir conocimiento, gracia y paz son
multiplicadas.

El alma del perezoso desea, y nada alcanza;
Mas el alma de los diligentes será prosperada.
El justo aborrece la palabra de mentira;
Mas el impío se hace odioso e infame.
La Justicia guarda al de perfecto
camino; Mas la impiedad trastornará al
pecador.
Proverbios 13: 4-6
Con el deseo no se alcanza nada, para producir tiene que renovar la mente y hacerla trabajar con la Palabra. El anhelo de Dios es que sea prosperado en todas las cosas. Una mente de
Justicia, es una mente diligente, decidida, sabia, que no es perezosa, que da en el blanco. Alcanza cosas porque está enfocada, tiene el poder de Dios y sabe que por la fe y la paciencia hereda las promesas.
El Justo aborrece la mentira, todo lo que esté en contra de la Palabra de Dios es una mentira del diablo. Él quiere hacerle creer que si hace todo lo contrario a lo que Dios dice, le va a ir bien, pero todo lo que se construye sin el fundamento (la Palabra) tarde o temprano se cae. La Justicia protege al maduro y por eso no comete errores, porque sabe lo que tiene que hacer en cada caso.
Una mentalidad diligente le cierra la puerta al diablo

Gustavo Marto 125
PARTE IV

PERMANECER EN VICTORIA SIN CULPA NI CONDENACIÓN

Gustavo Marto 127
CAPITULO XI

Cinco principios para permanecer en victoria sin culpa ni condenación

“Justicia, el Corazón del Padre” imparte lo que produce el don de la Justicia en la vida de un hijo de Dios. Cuando vive en su Justicia puede caminar en la identidad de hijo, rey y sacerdote; su oración es eficaz y poderosa; logra una mente fuerte y ahora nos enfocaremos en otro de los privilegios: permanecer en
victoria sin culpa ni condenación.

Porque todo lo que es nacido de Dios vence al mundo; y esta es la victoria que ha vencido al mundo, nuestra fe.
1 Juan 5:4.

Vivir en victoria está determinado por quién tiene mayor influencia en su mente y en su corazón. Si es Cristo, lo llevará de triunfo en triunfo. Cristo significa el ungido, que nos da fortaleza y nos ayuda a vivir la vida de Dios. Fuera de Él no hay triunfo permanente ni continuo.

a quienes Dios quiso dar a conocer las riquezas de la gloria de este misterio entre los gentiles; que es Cristo en vosotros, la esperanza de gloria,
Colosenses 1:27
Para permanecer en victoria en todas las áreas debe ser disciplinado y ordenado.
Disciplina: es un poder, manera ordenada y sistemática de hacer las cosas. Deriva de la palabra discípulo que significa seguidor y también quien recibe la enseñanza de otro.
La importancia del orden radica en que lo lleva a ser productivo; Dios se mueve en un ambiente de orden y excelencia; y otros quieren ser como usted.
Un hijo permanece en victoria sin culpa ni condenación cuando:
1- Resiste firme en su creencia

2- Tiene una comunión íntima y perseverante con Dios

3- Tiene siempre una confesión de labios diferente al resto

4- Su carácter es fuerte (estable) y se mantiene firme bajo presión
5- No tolera lo negativo

A continuación aprenderemos brevemente sobre estos cinco principios.
1- Resiste firme en su creencia

al cual resistir firme en la fe, sabiendo que los mismos padecimientos se van cumpliendo en vuestros hermanos en todo el mundo.
1 Pedro 5:9
Una persona que está firme en la fe es aquella que resiste, es decir, se pone en contra, no acepta cualquier cosa que se le oponga. Otra de las características es que
se disciplina en practicar la Palabra.

No tendrá temor de malas noticias; Su corazón está firme, confiado en Jehová.
Salmo 112:7

Una persona no tiene temor de malas noticias porque tiene buenas noticias en su corazón. Entiende que su creencia es un seguro.
Cuando resiste:

a) lo que está débil se hace fuerte b) lo que está atado se libera
c) lo que está enfermo se sana
La continuidad del triunfo depende de que su vida se mantenga firme en la Palabra. Las presiones de afuera van en aumento, por eso tiene que haber una fortaleza interior. Fortaleza significa una estructura espiritual fuerte en Cristo.
2 – Comunión intima y perseverante con Dios

Esta lo enfoca y mantiene en victoria.

La ley de mirar afirma que no se puede prestar atención a dos cosas a la vez y tener un resultado positivo. Mira las circunstancias o a la Palabra.
Todo lo que usted mira lo atrae y eso se expande
Usted adquiere fortaleza por medio de la intimidad con el Espíritu Santo. Él es quien lo acompaña y ayuda en el propósito; lo dirige y fortalece en el viaje; le trae a su memoria aquellas escrituras que ha plantado en su corazón en el momento que usted la necesita.
Como hijo de Dios está llamado a cuidar su intimidad con Él. Ser cuidadoso significa tener una especial atención y también vigilar.

En mi corazón he guardado tus dichos, Para no pecar contra ti.
Salmo 119:11
Lo que el salmista quiere decir con la expresión “he guardado” es que ha meditado, cuidado y pensado. Estas son tres acciones claves para no pecar. Cuando su corazón ha guardado o está lleno de la Palabra, no hay lugar para otra cosa. Ella le dice quién es, qué tiene y qué
puede hacer. Debe dejar que ella influencie su vida.

La comunión íntima de Jehová es con los que le temen,
Y a ellos hará conocer su pacto.
Salmo 25:14
El diablo trabaja en la ignorancia por eso, usted necesita un conocimiento revelado. Este trae solución y es un conocer desde el espíritu y no desde la mente.
El crecimiento no tiene fin. Cuando deja de crecer empieza a decrecer. Cuando se determina a seguir el Plan de Dios, el diablo pondrá trabas para que no asista a la iglesia; no tenga intimidad con Dios, no dé, no sirva, etc.
La clave para que siga creciendo es que tenga una continua intimidad con Dios.
En toda ausencia de crecimiento hay estancamiento y

aparece la confusión, el desorden y el caos.

Fiel es Dios, por el cual fuisteis llamados a la comunión con su Hijo Jesucristo nuestro Señor.
1 Corintios 1:9

Fuimos llamados a la comunión con su Hijo Jesucristo. Todo llamado tiene una razón, uno de los motivos por los que fuimos llamados a intimidad es para escuchar sus instrucciones. Pero también, porque en intimidad se revela el Corazón del Padre.
3- Tiene siempre una confesión de labios diferente al resto
Aunque le lluevan tribulaciones y problemas sobre su vida, su postura de fe debe permanecer. Pues las tinieblas solo buscan arrancarle una confesión negativa.
Nosotros tenemos el poder para silenciar la voz de las circunstancia. El Justo se mueve por principios y no por circunstancias.
Todo decreto divino necesita una voz que lo exprese en la tierra.
Su boca enciende
el interruptor de la fe

Decid al justo que le irá bien, porque comerá de los frutos de sus manos.
Isaías 3:10
Este pasaje anima a que le hable al Justo, a que se hable a usted mismo que le irá bien y que comerá del fruto de
sus manos (acciones).

“La muerte y la vida están en el poder
de la lengua,
Y el que la ama (bien la usa) comerá de
sus frutos”
Proverbios 18:21
“Y haré de ti una nación grande, y te bendeciré, y engrandeceré tu nombre, y serás bendición.
Bendeciré a los que te bendijeren, y a los
que te maldijeren maldeciré; y serán
benditas en ti todas las familias de la
tierra”.
Génesis 12:2-3
En este pasaje, Dios está hablando bendición sobre la vida de Abraham y su descendencia. Hablar bendición es hablar vida. Bendecir significa decir algo bueno de alguien o de alguna cosa y es muy importante que lo practique porque la bendición trae consigo un muro de protección.
4- Su Carácter es fuerte (estable) y se mantiene firme bajo presión
Si está dispuesto a permanecer en victoria y ser usado por
Dios, debe estar preparado para manejar diferentes niveles de dificultades.

“Desde los días del Juan el Bautista hasta ahora, el reino de los cielos sufre violencia, y los violentos lo arrebatan”
Mateo 11: 12

Podemos entender mejor este versículo si conocemos que la definición de arrebatar es lograr aferrarse a él.
El propósito del ataque espiritual es infundir desánimo (que las emociones se desgasten por la presión para que nos desenfoquemos de la Palabra y tomemos decisiones naturales en contra de la voluntad de Dios).
Quiero aclararle que las emociones son buenas seguidoras pero malas líderes y que los pensamientos de Dios sobre
usted siempre van más allá de cualquier situación natural.

“Caerán a tu lado mil, Y diez mil a tu diestra; Mas a ti no llegará”.
Salmo 91:7

Opresión significa ejercer presión sobre algo o alguien, oprimir. Cuando vienen las presiones muchos empiezan a perder la estabilidad, equilibrio y balance interior. Esto sucede porque se olvidan el poder que tienen en Cristo y que la Palabra dice que mayor es el que está en ellos que el que está en el mundo (1 Juan 4:4)
Tenemos a Cristo como modelo, fue tentado en todo y

venció toda presión.

“Si fueres flojo en el día de trabajo, tu fuerza será reducida.”
Proverbios 24:10

Hace un tiempo atrás leí en un artículo este mismo proverbios pero en una versión diferente y decía:
Eres de baja calidad
si no puedes soportar
la presión de la adversidad
5- No tolera lo negativo

Para permanecer en victoria sin culpa ni condenación debe identificar los pensamientos negativos y mentirosos para sacarlos automáticamente. Si usted pasa demasiado tiempo en lo negativo corre el riesgo de acostumbrarse a esa situación.
Para salir de lo negativo (tinieblas), necesita la guía, dirección y luz del Espíritu Santo. Él le muestra cómo hacer las cosas, indicándole la salida. No puede quedarse pasivo, debe hacer cosas para salir de lo negativo. Él le da luz en medio de las tinieblas. Seguir la voz de Dios es igual a seguir sus pensamientos.
No debe tolerar lo negativo, ni en pensamiento ni en

palabra. Recuerde que lo negativo es pérdida.

“El que no es conmigo, contra mí es; y el
que conmigo no recoge, desparrama”.
Lucas 11:23
La palabra recoge significa suma, y desparrama significa resta. Podemos decir entonces que quien con Jesús no suma, resta. Si está con Jesús, en palabra y pensamiento, no perderá.
Lo negativo es un ambiente de derrota. Por consiguiente, lo positivo es un ambiente de victoria.
Para muchas personas es difícil entender que la religión es
negativa. Lleva a pensar que siempre se está en deuda y condenación.

Por consiguiente, no hay ahora condenación para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne sino conforme al Espíritu.corazon2
Romanos 8:1

Nunca el mensaje de Jesús fue condenatorio sino reformatorio. Confrontó a las personas con la verdad. Quiere decir que dio la Palabra (revelación) y esta confrontó con ideas, tradición y religión.

 

Justicia, el Corazón del Padre Gustavo Marto

 

SHARE