El Apóstol Pablo escribe en Romanos 1:17 que el Justo por la fe vivirá. Si ha recibido a Jesús en su corazón es hijo de Dios y Él lo ha hecho Justo, por lo tanto su estilo de vida tiene que ser por fe.

Pero hoy no le hablaré de la fe sino de la lengua mentirosa que figura en Proverbios 6:16-17. Puede preguntarse ¿que tendrá que ver la lengua con la fe? A lo que le respondo: ¡todo! La fe se suelta con palabras. Dios aborrece la lengua mentirosa porque Él nos creó para que la usemos para crear lo bueno, agradable y perfecto. Y no para destruir, empobrecer, enfermar ni ofender a otros.

Hoy quiero hablarle acerca de cómo hacer que nuestra confesión trabaje a nuestro favor y por qué a veces no funciona. Podemos interpretar la lengua mentirosa como alguien que habla contrario a lo que Dios dice. Pero también este pasaje tiene que ver con la mentira y la falta de integridad. Esta es un área que la iglesia necesita reforzar para tener el carácter de Cristo.  A Dios le funciona la confesión y la fe porque Él es integro: no hay mentira, doblez ni falsedad. Él dijo y fue hecho. Dios es de palabra y cumple Su palabra.

Como hijos de Dios también podemos crear cosas con nuestra boca, viviendo en el principio de la fe, de esa manera si imitamos a nuestro Padre en la integridad, obtendremos los mismos resultados que Él.

Ahora que sabemos el por qué es importante vivir en integridad déjeme decirle que necesitamos crecer en los diferentes niveles. Cada lector estará en un nivel de integridad diverso, pero todos pueden avanzar. Sepa que cuanto más oye de un tema, más de eso se le añade. Uno practica lo que cree y lo cree porque lo oye, así que siga leyendo y le será más fácil ponerlo por obra.

Profundicemos en qué es integridad: es parte de su carácter. Es de lo que está hecho por dentro. Es un estilo de vida, en otras palabras algo que practica siempre. Es decir 100% la verdad. Alguien recto en el cual se puede confiar. Otra de las definiciones es algo o alguien intacto, entero, no tocado por el mal. Integridad tiene que ver con ser honesto, responsable, disciplinado, directo, puntual, leal y que tiene firmeza en sus acciones.

La Biblia dice: conoceréis la verdad y la verdad os hará libres (Juan 8:32). Es mi deseo que al conocer más sobre integridad pueda mejorar su calidad de vida y experimentar libertad de la lengua mentirosa.

Acompáñeme a leer Salmo 15:1-5

Jehová, ¿quién habitará en tu tabernáculo?
¿Quién morará en tu monte santo?

El que anda en integridad y hace justicia,
Y habla verdad en su corazón.

El que no calumnia con su lengua,
Ni hace mal a su prójimo,
Ni admite reproche alguno contra su vecino.

Aquel a cuyos ojos el vil es menospreciado,
Pero honra a los que temen a Jehová.
El que aun jurando en daño suyo, no por eso cambia;

Quien su dinero no dio a usura,
Ni contra el inocente admitió cohecho.
El que hace estas cosas, no resbalará jamás.

En este pasaje podemos ver que David quería saber con quién pasaba tiempo Dios, con quién le gustaba permanecer. Y es claro: el que anda en integridad. Estas palabras nos permiten conocer que vivir en integridad (justicia, obediencia) es un aprendizaje. Consiste en hablar la verdad en su corazón. Es decir, que empieza dentro, en las motivaciones y no solo en su boca.

Dios habla en su Palabra de este tema porque es importante para Él, le interesa que aprendamos y avancemos en niveles de integridad.

Pero si es importante para Dios ¿por qué la gente no practica integridad? Porque no cree en ella ni en sus beneficios. Muchos consideran que la mentira lo beneficia, que lo libra o lo salva y hasta que es más efectiva que decir la verdad.

Muchos en alguna oportunidad han pensado: no le digo la verdad porque sino se enojará, me castigará o me traerá consecuencias.

Pero cuando aprende y ve los beneficios de caminar en integridad no querrá salirse de allí.

Por eso, ahora quiero compartirle algunos beneficios de caminar en integridad. Entienda que  esos beneficios trabajan a favor de quien practica este principio, es decir, debemos hacerlo primero por nosotros antes que por los demás. Podrá tomar tiempo buscando en la Palabra de Dios los versículos que los fundamentan porque la Palabra es la que le da la fuerza para ponerlo por obra.

  • Lo guía a la prosperidad. Proverbios 11:3. Lo coloca en el camino correcto. Es decir, lo saca de lo incorrecto y lo lleva a lo mejor, al plan de Dios. Tiene promesa de larga vida, salud, familia y éxito. La integridad lo encamina y lo encausa en lugares de manifestación de resultados de fe. Es una llave de la fe.

Tome un momento para imaginarse dos caminos delante: uno dice decir la verdad y otro hablar mentira. Cada uno termina en un sitio. Habrá gente que elija el camino de la mentira porque creen que igual llegarán al destino que desean.

  • Lo establece en bendiciones. 1º Reyes 9:4-5. Andar en integridad de corazón no significa ser perfecto. Apunta a que cuando comete un error, lo reconoce, se arrepiente, pide perdón y sigue adelante.
  • Lo protege. Salmo 25: 21. Tiene que creer que este principio lo preserva, lo guarda y lo cuida: en sus finanzas, en la salud, con la familia, en el trabajo y en cada área de su vida.
  • Produce promoción y éxito. Salmo 84:11. Una de las estrategias para evaluar cómo está su nivel de integridad es meditando cuándo ha sido la última vez que fue promovido en diversas áreas.
  • Afectará su descendencia con bendiciones duraderas. Proverbios 20:7. Lo que usted aplique en cuanto a la obediencia de este principio hará que lo mejor de Dios alcance a su familia.
  • Produce confianza. Proverbios 10:9. Aquel que vive en integridad tendrá seguridad, tranquilidad y paz interior. En cambio, el que no lo hace vivirá continuamente con temor, incertidumbre y se sentirá perseguido.
  • Me asegura salvación: Proverbios 28:18. Me promete que estaré a salvo en cualquier situación por causa de mi integridad y además me conducirá a un bienestar completo.

Creo que al conocer todos estos beneficios, que son solo algunos, de vivir en integridad su deseo de caminar en lo diseñado por Dios para usted ha crecido.

Es un nuevo comienzo para su vida como Justo, viviendo por fe, hablando verdad y siendo integro.

La Pastora Valeria Marto es parte de la Gran Familia de Cosecha Mundial en Europa, Liderando junto al Pastor Gustavo Marto  y por mas de 10 años Cosecha Mundial en Barcelona, España.

 

SHARE