Como cristianos hemos sido llamados a realizar un buen trabajo, ya no somos trabajadores debemos vernos como empresarios. Tenemos que soñar con la empresa que Dios quiere que administremos. Siempre debemos estar con expectativas de tomar algo, por mas insignificante que sea, porque somos realizadores de los sueños que Dios nos dio.

  1. A) Ya no somos trabajadores somos realizadores.
  2. Un trabajador esta siempre preocupado solo de su trabajo.
  3. Nuestra fe tiene que ser accionada porque la fe nunca se queda en un lugar esperando.
  4. Dios nunca va accionar nuestra fe, debemos accionarla nosotros para que podamos

alcanzar los resultados que Dios dijo que podemos tener.

  1. Cuando alcanzamos esos resultados pasamos de ser trabajadores a realizadores.
  2. Fe necesita realizadores.
  3. Jesús siempre fue un realizador, él concreto la voluntad de Dios y la solución para la

Humanidad. Los reyes que tuvo Israel también fueron realizadores.

  1. Dios está interesado en mostrarnos que él va a proveer los recursos necesarios para que

nos realicemos, siempre que haya el deseo en nosotros de realizarnos.

  1. B) La iglesia es una realizadora que siempre va a marcar la diferencia en la tierra.
  2. Una marca espiritual, una marca de ministerio, una marca de alcance, a través de la

palabra muestra a la sociedad cuales son sus derechos.

  1. Debemos llevar a la sociedad a arrepentirse, a cambiar su realidad.
  2. El cambio de mentalidad nos lleva a no tener un corazón endurecido para tener los

pensamientos de Dios.

  1. Tener los pensamientos de Dios es vivir su Reino para convertirnos en realizadores de lo

imposible por tener pensamientos puros de que todo es posible.

  1. C) Los pensamientos del Reino de Dios rompen los paradigmas del reino del satanás. (Mateo

        4:17)

  1. Nosotros como justos vivimos por nuestra creencia. (Romanos 1:17)
  2. Nuestra creencia es un pensamiento que se ha vuelto nuestra fe.
  3. Pero si tenemos la creencia del mundo son pensamientos rígidos que nos gobiernan.
  4. La palabra imposible es una creencia negativa.
  5. Creencias negativas destruyen los principios de la palabra de Dios que creímos.
  6. Siempre que no estamos convencidos de los pensamientos de Dios nos mantenemos

como perdedores.

  1. D) El Dios todo Poderoso, es el que se mantiene firme en sus principios. (Génesis 17:1)
  2.   Abraham tenía 99 años de pensar de una forma diferente a la de Dios.
  3. Dios le dijo que sea perfecto, es decir, que estuviera dispuesto a creer lo que Dios le había

dicho.

  1. Abraham tenía que cambiar un pensamiento rígido por el pensamiento de Dios para que

el pacto que Dios hizo con él se cumpliera.

  1. Dios estaba llevando a Abraham a ser uno en pensamiento con él, y al ser uno en

pensamiento pasaba a ser una creencia con Dios, a tener la misma fe que Dios.

Reflexión:

Sino cambiamos nuestros pensamientos no podemos vivir lo que el Reino de Dios nos ofrece, las promesas, los pactos, los principios y las leyes establecidas para nosotros como cristianos. Debemos decidir tener el pensamiento de la palabra de Dios y no permitir que nadie nos robe, la palabra de Dios debe hacerse muy parte nuestro, hasta vivir una vida completa como realizadores, en total éxito.

Serie: Caminando en la visión.  Título:   ”Lo que produce la visión”.

Apóstol: Martín Angulo.

Domingo 4 de mayo 2008, 10hs.

Versículos Bíblicos:

*Mateo 4:17

*Romanos 1:17

*Génesis 17:1-9

SHARE