La iglesia de los efesios era una iglesia muy poderosa en hechos, tenia discernimiento, los dones se manifestaban, pero faltaba que se le iluminaran los ojos.

La palabra iluminar significa construir con luz, el Apóstol Pablo quería decir que si no construían con luz  entonces iban a vivir vidas cristianas superficiales.

Hay muchos cristianos, hijos de Dios que viven vidas superficiales

¿Cómo sabemos que vivimos una vida superficial? Por las escusas que ponemos. Muchas veces creemos que justificándonos podemos engañar a Dios y El no puede ser burlado.

El nivel de la iglesia hoy es que  se está sometiendo demasiado a la vieja naturaleza y no podemos caminar ahí porque no pueden ser iluminados nuestros ojos.

  1. Debemos fortalecer nuestro conocimiento de él para entenderlo, para obedecerlo y poder caminarlo.

1) Pedro camino sobre la palabra ven, no sobre las aguas. Pedro le dijo a Jesús que quería ir a él y Jesús le dijo ven. (Mateo 14:28)

Pero el problema por el cual Pedro se hundió fue porque no se mantuvo fuerte en él, lo que Jesús le había dicho.

Por eso se tiene que fortalecer en nosotros todo lo que Dios me dijo y todo lo que me está diciendo sino nos hundimos.

2) Si lo que Dios nos dice no es fuerte en nuestra vida entonces va haber alguna otra cosa que nos va a fascinar. Una palabra que sale de la boca de un Don de Dios nos puede cambiar la vida.

A Pedro le fascino las olas, el viento y se comenzó a hundir.

La palabra fascinar (gálatas 3) quiere decir; encantar a una persona.

¿Que representa el agua turbulenta, las olas y el viento? Representan lo que el mundo tiene, los temores.

3) Si permitimos que nuestros ojos y corazón sean iluminados, estamos construyendo con material divino, vamos a ser representantes del Reino en la tierra y no va haber ninguna cosa que nos traiga temor.

Si entendemos lo que él nos está diciendo, lo estamos obedeciendo y lo estamos caminando nos acomodamos.

Acomodarse es alinearse a algo. Cuando nos acomodamos caminamos en libertad.

  1. Si no camino en la verdad nos estamos oponiendo a la verdad (Santiago 3:13-14)

1) Faltar a la verdad: quiere decir oponernos a la verdad, le estamos mintiendo a la verdad.

Gente que deja de ganar es porque empezó a perder, porque se opone a la verdad y a la fe.

2) ¿Qué es fe?

Fe es el material con el cual vivimos, porque la biblia dice: “el justo por la fe vivirá”.

Cuando no tenemos una creencia fuerte  nos oponemos a la fe y nuestra boca no es una espada filosa.

Fe nos lleva a vivir.

¿Qué es vivir?

Vivir tienen que ser una alegría, una aventura, un gozo.

Entonces, fe tiene que ser un gozo vivirla y no una obligación. Por obligación no se puede enfrentar la crisis, sin la palabra de Dios no podemos enfrentar la crisis.

Edificando con luz no nos oponemos a la verdad de que por sus llagas somos sanos.

Jesús sufrió dolor para que hoy vivamos en el gozo de su salvación.

Gracia fue violenta en la cruz para que hoy sea un placer en nosotros.

3) Ninguna cosa inesperada puede venir contra un cristiano que está escuchando, entendiendo y obedeciendo.

Quiere decir que ninguna crisis traerá desbalance al que vive en un nivel superior

Vivir en un nivel superior  es vivir por encima de todo yugo, de toda forma de pensamiento, dificulta y todo aquello que para el mundo es verdad, pero es una mentira.

Es determinante para el tiempo que estamos viviendo que se forme vida en nosotros.

4) Nuestra determinación como cristianos debe ser sobresalir, porque hemos pasado  las barreras de lo ordinario. (Colosenses 1:3)

Jesús para Dios es el amado, nosotros hoy estamos en el amado por eso dejamos de ser ordinarios para ser extraordinarios. Y solamente lo extraordinario asombra y sobresale.

Por eso cada día debemos decidir ser extraordinarios para sobresalir.

Para sobresalir hay que pagar un precio, pasar a ser la crítica del resto.

El que sobresale causa temor y bendición.

  1. Caminar en el pensamiento de Dios es vivir por encima de las crisis.

1) Esto nos forma una vida. Nos  forma una clase de musculo espiritual donde todo es soluble.

Cada situación que sobrepasa los límites que no tenemos, la palabra de Dios nos da los límites que se levantan y paran esa situación.

2) Su voz hace que determinemos correctamente, y al determinar correctamente recibimos, entonces, el Padre es glorificado porque recibimos correctamente. (Juan 14:13)

  1. Los beneficios de oír, creer, servir y dar son:

1) Sabiduría

2) Justificación

3) Santificación

4) Redención

El que entiende que es sabio, el que entiende que camina en justicia, santificación y redención es alguien que sobresale.

Reflexión:

Somos extraordinarios porque caminamos en el nivel de Dios, de ese nivel lo único que nos puede bajar somos nosotros mismos. No hay ninguna cosa creada, ni la vida, ni la muerte, ni potestades, ni lo alto, ni lo bajo que nos pueda sacar del nivel donde Dios nos ha puesto.

Somos vencedores, por eso todo puede ir siempre bien. Aún en el día malo, cuando vengan malas noticias no podemos creerles porque somos hijos de Dios que creemos la verdad. En esto es glorificado nuestro Padre, en que manifestamos resultados. Dios recibe honra y gloria cuando  tenemos resultados.

Resumen predicación Apóstol Martín Angulo, Domingo 30 de enero de 2011, Am

Versículos Bíblicos:

Efesios 1:15, Mateo 14:28, Gálatas 3, Colosenses 1:3, Juan 14:13

 

SHARE